ANÁBASIS    Del 31 de marzo al 24 de junio.

Ding Musa

Clara Sánchez Sala

Comisario. Bernardo Sopelana.

Dentro de las actividades de Photoalicante  –  Colabora Galería  Ponce & Robles.

A N Á B A S I S

por bernardo Sopelana.

El término Anábasis tiene origen griego y significa “subida, expedición hacia el interior”. Es un trayecto que se realiza de ida, pero también de vuelta. Un viaje transformador que lo puede modificar todo, ya que el verbo “anabasear” significa “embarcarse” y “volver”. En palabras del filósofo Alain Badiou: es un apareamiento semántico que sin lugar a dudas, no deja de cuestionar si es el inicio o el final de un suceso.

Todo proyecto expositivo es un suceso que tiene el potencial de modificar al espacio donde se muestra así como la mirada del propio espectador que la visita. Anábasis es un proyecto curatorial que sugiere al público dos trayectos distintos y paralelos. Uno a partir de las obras de Ding Musa (São Paulo, 1979) y otro por las de Clara Sánchez Sala (Alicante,  1987). Ambos recorridos se articulan por medio de vías que conducen hacia múltiples latitudes de pensamiento y acción. Cada una de las piezas ofrece un recorrido de ida y de vuelta, un viaje interno cuando éste se enfrenta ellas. En Anábasis las obras son portales más que simples objetos expuestos en el espacio.

 

Trayectos sugeridos:

 

Una vez en el interior del edificio de Mustang, los espectadores podrán embarcarse a las investigaciones del trabajo de Clara Sánchez Sala, en las cuales la artista de origen alicantino indaga en la manipulación que se genera gracias a las distintas interpretaciones que se producen de la naturaleza del cosmos. Unas construcción que se manifiesta por cuatro proyectos creados específicos para el espacio. Con la instalación Naufragio con espectador, Sánchez Sala sumerge al espectador a diferentes dimensiones en las cuales las leyes de la naturaleza se rigen por otros principios de acción. Acto poético que sugiere la necesidad de modificar las relaciones políticas y culturales que se ha forjado el hombre y con la naturaleza. Su intervención Sun Gardens propone una plataforma azarosa de cianotipia sobre madera que muta constantemente y que plantea un paseo por el espacio a través de otros soportes. La artista marca rutas en busca de preguntas y respuestas entre los distintos sistemas de representación y definición de lo que pensamos como lo real.
Ding Musa propone un viaje de 360º por el espacio expositivo. El espectador podrá apreciar y viajar por las obras desde múltiples puntos de vista. Para Anábasis, Musa realizó un trabajo de investigación sobre la creación del espacio así como de la identidad de la zona en la que se encuentra geográficamente Mustang. La exaltación de la palmera como unidad de magnitud en el sistema de construcción identitario de la zona. Es así como Musa traza un recorrido por la simbología local y la repercusión en la personalidad de un territorio y su estructura. El espectador podrá apreciar las obras montadas en la gran muro principal y subir a través del ascensor y apreciar la manera en la que se transforman las obras. Un juego visual con el que el artista nos traslada al espacio entre realidades paralelas. En la tercer planta se exhibe su trabajo más reciente abriendo trayectos trasatlánticos entre España y Brasil. Es de esta forma que el artista señala y sitúa al espectador en un punto en el tiempo y el espacio con el dibujo de los puntos cardinales con los que apunto al Norte desde el Suroeste y el Sureste. Un punto en el mapa que divide al norte del sur. Latitudes de distinta identidad política y cultural. Una vez terminado el recorrido de la planta superior, los espectadores podrán bajar por las escaleras y apreciar desde otros ángulos la propia exposición.

 

Durante Anábasis, se podrán realizar estos dos trayectos, pero será el propio espectador quien tenga la libertad de trazar sus propios recorridos. Entre un artista y otro, entre unas obras y otros, entre un portal y otro. Al final del viaje solo nos queda volver a aquella realidad cotidiana, la que aparente no hace más que transformarse.

 

 

Ding Musa (1979, São Paulo), se centran en conceptos como la luz, la percepción, el espacio, o la forma geométrica. Cuando nos fijamos en una imagen sabiendo que es una fotografía, habitualmente nos lleva a tratar de entender qué realidad está representada. Este es un proceso natural por el cual tratamos de comprender el mundo que nos rodea, atendiendo a la necesidad de conocer su origen de procedencia. En el trabajo de Ding, este proceso parece ser menos directo y evidente, en un camino que conduce al espectador a reflexionar sobre la naturaleza y las cualidades intrínsecas de las obras a las que se enfrenta. Propone una nueva construcción visual del mundo, de las posibilidades de representarlo y de relacionarse con él desde lo fotográfico. En este sentido, busca expandir la concepción tradicional de la fotografía como soporte de representación, para reflexionar sobre sus propiedades intrínsecas.  Sus fotografías, videos, objetos e instalaciones que carecen de temática, narración o referente en un sentido tradicional, y proponen una experiencia contemplativa, un retorno a la unidad estructural de la imagen y la materia de la que se compone, enlazando con preocupaciones quizá más propias de otras disciplinas del arte contemporáneo. Musa hace un recorrido de ida y vuelta, de la pared al espacio volumétrico y viceversa, resuenan en sí mismas, y entre ellas, se llaman unas a otras, se enfrentan y se complementan.Sus obras se encuentran repartidas por museos de Brasil y en espacios internacionales, como el Muso de Arte moderno de El Salvador, São Paulo, Río de Janeiro y Fortaleza (Centro Dragón del mar), el Museo de Arte Contemporáneo de Goiás, el Museo de Arte contemporáneo de Paraná, Museo del Estado de Pará, el Salón de Arte Riberão Preto y en el Centro Cultural de Bienes Municipales en São Paulo. Recientemente ha sido incorporado en el Museo de Arte Contemporáneo de São Paulo y en el Museo de Río Grande do sul Arte.

 

Clara Sánchez Sala (Alicante, 1987), desarrolla conexiones entre datos científicos, literarios y tecnológicos, desde un punto de vista poético, partiendo de tres temas fundamentales en su investigación artística: La dimensión ficcional de la representación cartográfica; racional y métrica, la reflexión sobre el paisaje como espacio de encuentro, y la Tierra como experiencia primigenia del hombre. Con el objeto de crear un discurso siempre referido al complejo mundo de ficción que generamos los humanos en ese incesante des-extrañamiento en que consiste el encuentro con el mundo externo, y que solemos llamar: “real”.

 

Es licenciada en Bellas Artes por la UCLM, Cuenca; Máster Photoespaña teoría de la fotografía y proyectos artísticos por la UEM, Madrid y Máster en Investigación en arte y creación por la UCM, Madrid. A lo largo de su trayectoria ha participado en númerosas exposiciones tanto nacionales como internacionales entre las que destacan Espacio Odeón (Bogota), Casa Leibniz (Madrid), Sant Andreu (Barcelona) Tegmark Gathering (Estocolmo). Recientemente ha recibido el premio de adquisición Drawing room 2017, ESTAMPA 2016, V Encontro de artistas Novos, Cidade da Cultura (Santiago de Compostela) o Intransit (Madrid).

 

Bernardo Sopelana (La Paz, México 1981) Es comisario independiente y gestor cultural. Entre sus últimos proyectos curatoriales, se encuentran la exposición Modelos Posibles en OTR espacio de arte en Madrid, La materie errante en Alimentación 30, Brisure de Symétrie en Sobering Gallerie en Paris, SENSOWIFI de Enrique Radigales en Espacio FRÁGIL, Principio de incertidumbre en The Goma, … y así sucesivamente… de Pep Vidal para SALÓN, ICEBERG en Matadero Madrid, Después de ahora en la galería Raquel Ponce y la exposición itinerante Movimiento constante para el Instituto de México en España, el Instituto Cervantes de Budapest y el M17 Contemporary Art Center de Kiev. Como gestor cultural, es programador en el espacio expositivo de La Eriza en Madrid, formó parte del equipo de la galería Elba Benítez, fue coordinador general de la primera edición del programa a3bandas y en México fue coordinador de exposiciones en Garash Galería.

 

Actualmente es el director artístico de Calor Calor, programa de residencias artísticas en el desierto de Baja California Sur en México. Y co-dirige el encuentro internacinal de espacio independientes en Madrid SUPERSIMÉTRICA.